Seguramente muchas veces te has preguntado cómo es un proceso de construcción de una nave industrial, por ello te vamos a explicar cuales son los pasos básicos a seguir para su creación

Una nave industrial es una construcción que generalmente contiene la producción y almacenaje de los materiales o productos que pueda generar una empresa, incluyendo maquinaria, trabajadores y espacios reservados para la entrada y salida de mercancía mediante camiones para su posterior distribución.

Las naves industriales tienen grandes espacios sin apoyos intermedios para facilitar la operación sin obstáculos ni restricciones, consiguiendo así una gran facilidad y comodidad de espacio a la hora de trabajar.

Para empezar con el proceso de construcción de una nave industrial se debe saber a qué tipo de actividad va a ser destinada, ya que existe una legislación específica que se debe seguir según su uso además de otros documentos. Por otra parte, el tipo de actividad al que va a ser destinada también influye en la dimensión de la nave ya que según la cadena de producción que se vaya a utilizar variará la longitud necesaria de la misma.

Ya con esta información, para empezar con el proyecto es importante conocer el lugar de emplazamiento donde se quiere construir y el tipo de nave industrial necesaria.

Podemos clasificar varios tipos de naves industriales según los materiales utilizados en su construcción:

  1. Estructura de acero: su construcción es rápida y se pueden conseguir espacios iluminados más grandes sin necesidad de pilares dentro de la nave.
  2. Hormigón prefabricado: su construcción es fácil y rápida, en cuanto a iluminación están limitadas ya que no pueden ser naves muy altas.
  3. Hormigón “in situ”: son las más económicas de construir pero las más limitadas en cuanto a iluminación, permiten incorporar subestructuras dentro de la planta.
  4. Mixtas: es la combinación de estructuras de acero y hormigón, lo que permite realizar gran variedad de geometrías ahorrando costes en materiales.

A continuación vamos a ver el proceso de construcción de una nave industrial, independientemente del tipo de materiales utilizados.

DESBROCE DEL SOLARLa construcción de una nave industrial empieza con el desbroce del solar, lo que permite acondicionar el terreno para poder continuar con la cimentación. Además, es necesario hacer una serie de indagaciones sobre la naturaleza del suelo

CIMENTACIÓNSegún el proyecto y el estudio realizado previamente para conocer las características del terreno, dependerá el tipo de cimentación requerida, pero por norma general se realiza la apertura de riostras y zapatas necesarias para poder construir una base sólida, ya que será la encargada de transferir todo el peso de la estructura al terreno. En las riostras y zapatas se colocan estructuras rígidas de hormigón en masa o acero corrugado y hormigón, con planta cuadrada o rectangular en el caso de las zapatas. Esta mezcla consigue tener una gran dureza y solidez, lo que consigue construir una base solvente.

ESTRUCTURALa estructura de la nave está constituida por vigas de acero colocadas estratégicamente para poder sostenerse por sí solas, ya que se considera el “esqueleto” de la nave. Una vez están las vigas bien colocadas se procede al cerramiento de la misma tal y como explicamos más adelante

La estructura generalmente es metálica y está formada por vigas de acero o pórticos de geometría variable. Existen varios ejemplos y se utilizan según el tipo de superficie y uso que se le vaya a dar a la nave (tubular, pretensada, celosía, perfil de sección variable, perfil de alma llena…).

CERRAMIENTOPara continuar con el proyecto de la nave industrial, en cuanto al cerramiento, existen varios materiales con los cuales puede realizarse las paredes de la nave industrial como paneles de hormigón, bloques de hormigón, paneles sándwich (lana de roca, PIR, PUR, PLUS)…etc. que recubren todo el perímetro de la nave industrial, dejando ya preparados los huecos para puertas de entrada y salida, ventanas, y todos los orificios necesarios, por lo general se suele utilizar la combinación de más de un material. También, al igual que en la cubierta, se pueden usar paneles translúcidos para iluminar de manera natural el interior de la estructura

CUBIERTAPara la cubierta, existen varias opciones como, cubierta metálica simple compuesta por chapas metálicas en acero galvanizado o prelacado;  cubierta metálica de panel sándwich formada por paneles prefabricados de chapa con núcleo de lana de roca, PIR o PUR; cubierta “in situ” compuesta por una chapa inferior fijada a la estructura, un aislante, perfil metálico de separación y acabado con chapa exterior fijada al perfil; y por último cubierta tipo Deck, se trata de una solución integral formada por tres elementos básicos, chapa, aislamiento y lámina impermeabilizante. Todos los tipos de cubierta tendrán un espesor según las necesidades de la nave industrial

Por tanto, en general, independientemente del tipo de nave industrial, su construcción es fácil y rápida, ya que la mayoría de los elementos son prefabricados, y tienen un gran ahorro económico por poder salvar grandes claros, uso de armaduras y techumbres ligeras, y poca mano de obra.

Para más información sobre la fabricación y levantamiento de tu Nave Industrial, no dudes en contactarnos

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here